La Torre

La Torre o La Casa de Dios es el arcano mayor número 16 de la baraja del tarot. Tradicionalmente se asocia la Torre con el caos, la catástrofe y la ruina. La Torre de Babel que es destruida por tener cimientos débiles (la arrogancia). En general, la Torre representa la “ira divina” con el rayo destrozando lo construido y suele interpretarse que vaticina desastres y ruina.

Sin embargo, su alegorismo más positivo es que la Torre representa las fuerzas divinas impulsando a la persona, sacándola de su comodidad en la Torre de Marfil para que pueda enfrentarse al mundo, crecer y evolucionar. La Torre, en cierta forma, representa la arrogancia que es castigada.

imagen de la torre o la casa de dios arcano numero XVI de las cartas del tarot

La Torre, arcano número XVI

Descripción del arcano La Torre

  • Una torre, sobre el campo, con tres ventanas como de castillo es alcanzada en su cumbre por un rayo. El impacto hace que las almenas se desprendan; en Rider, lo que se desprende es una corona.
  • Como resultado del impacto, se desprenden partículas doradas o bien bolitas de color azul y rojo.
  • Al parecer dos personas caen como resultado del rayo, aunque en Marsella también pareciera que uno de ellos está buscando algo en el piso.
  • En el tarot de Rider, la torre se encuentra en la cima de una montaña. Y las dos personas que caen son un hombre con capa y una mujer que trae una corona.

Significado de la carta La Torre

Simboliza un cambio espectacular que provoca una alteración inesperada en la vida del consultante.

Es probable que ocurran caidas y reveses, y estos podrían manifestar el final de una relación, la pédida de un empleo o cualquier otra situación que amezace la seguridad del consultante.

Los cambios que aparecen suelen crear una impresión muy fuerte, y la sacudida que provocan puede ponerlo todo patas arriba y perturbar totalmente el statu quo.

La respuesta del consultante ante estos acontecimientos determinará en gran medida el resultado de este desconcertante período.

Se le ofrece la oportunidad de revalorar sus valores, estilo de vida y relaciones, y de vivir de forma más acorde a su yo verdadero. Esto podría significar abandonar creencias pasadas de moda, especialmente si eran demasiado rigidas o fijas, y adoptar una nueva actitud.

También podría significar romper con una situación que ha pasado a ser demasiado restrictiva y que ha dejado de conducir al crecimiento del consultante.

Se presenta el inicio de algo completamente nuevo y, aunque algunas ilusiones se han venido abajo, se está pavimentando el camino para reestructurar la vida de una forma más autentica. Se confirma un cambio para mejor.

Invertida, La Torre puede indicar un pequeño caos. También puede significar que el consultante desea seguir resistiendo en medio del caos, o que la dificil situación por lo menos durará un poco más.