El Mundo

El Mundo es el arcano mayor número 21 de la baraja del tarot. El Mundo es una carta muy positiva que sugiere logro. Indica el final de un ciclo y el inicio de otro.

imagen de la carta el mundo arcano numero XXI de las cartas del tarot

El Mundo, arcano número XXI

Descripción del arcano El Mundo

  • Una mujer desnuda o una hermafrodita planea o baila encima de la Tierra mientras sujeta un bastón en cada mano rodeada por una corona mientras que es observada por varias criaturas.
  • En viejas barajas, hay una cabeza o una cara humana, un león, un buey y un águila, los símbolos de los cuatro evangelistas: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Es una referencia englobadora del conocimiento de la Biblia, la palabra de Dios.
  • Barajas más recientes evitan símbolos cristianos tan evidentes y los ignoran completamente, escogiendo una explicación más sobre lo representativo del mundo natural o el reino de las bestias. La mujer aparece rodeada por la corona, que representa el agua, el águila representa el aire; el león, el fuego; el buey, la tierra, y la figura del hombre como un espíritu. Los cinco elementos.

Significado de la carta El Mundo

Como ocurría con otras cartas (la rueda de la fortuna por ejempo), El Mundo simboliza el cambio e indica el final de un ciclo y el inicio de otro.

Es un naipe muy positivo, ya que sugiere logro y satisfacción. Algo se ha realizado satisfactoriamente y el consultante está a punto de ser recompensado por sus esfuerzos.

Se trata de un éxito mundano (la realización de un sueño) o una sensación de bienestar espiritual y de paz interior.

Por medio de las pruebas y tribulaciones de la vida, el consultante ha aumentado el conocimiento de si mismo y el entendimiento espiritual, y ha integrado los diferentes aspectos de si mismo en un todo con significado.

Puede sentirse orgulloso de lo alcanzado tanto en el nivel físico como espiritual. Sin embargo, este naipe también sugiere que pronto se embarcará en un nuevo ciclo que traerá consigo los desafios y oportunidades de un mayor conocimiento.

Invertida, la carta del mundo no significa necesariamente fracaso, sino que no se ha alcanzado nada. Podría ser que el consultante se hallara en un estado de limbo.