El Carro

El Carro o la carroza es el arcano número 7 de la baraja del tarot. El Carro representa el control de la mente humana sobre las pasiones animales y el instinto, o más esotéricamente, el Yo Superior sobre los bajos egos y agregados psicológicos. Representa la guerra -pues el carro es usado en batalla- tanto contra fuerza superiores -enemigos, obstáculos, problemas- como contra los defectos internos del individuo.

imagen del carro arcano numero VII de las cartas del tarot

El Carro, arcano número VII

Descripción del arcano El Carro

  • Un hombre con corona con un cuadrado en el pecho.
  • El hombre se encuentra como unido a una carroza de características cuadradas. El carro está techado por un manto en algunos casos con estrellas.
  • El carro es conducido por dos caballos y también parecer estar fusionados con el carro. Los caballos parecen caminar en direcciones ligeramente distintas, e incluso ser uno negro y otro blanco, o bien, rojo y azul. Inclusive en lugar de caballos llegan a aparecer esfinges.
  • El hombre tiene un cetro pero no parece llevar las riendas.
  • Las ruedas asemejan a columnas, o bien, están perpendiculares al avance del carro.
  • Al frente del carro hay una especie de escudo con alas. El escudo está grabado con la inscripción I.M., con un corazón, o bien, con un cilindro atravesando un anillo.

Significado de la carta El Carro.

El Carro, en ocasiones denominado Victoria, simboliza la necesidad de autocontrol, disciplina y fuerza de voluntad. Se reta al consultante a equilibrar fuerzas opuestas, al mismo tiempo que a mantener la estabilidad.

En este naipe suelen aparecer dos caballos tirando hacia direcciones distintas, lo que refleja el hecho de que el consultante posiblemente deba hacer frente debha hacer frente a dos deseos igualmente fuertes y conflictivos.

Por ejemplo, puede que hambicione un objetivo en concreto pero que otra parte de su personalidad se resista a seguir dicho camino. Necesitará toda la fuerza y energía que pueda reunir para reconciliar sus contradicciones y resolver el conflicto de forma satisfactoria.

Cuando haya alcanzado la paz interior, el consultante podrá avanzar y hallar un camino más consciente de encaminar su vida.

El naipe de El Carro, también indica que el consultante se encontrará compitiendo con otros, lo que le hará más consciente de sus propios instintos de competición.

Si puede aprovechar estas energías y dirigirlas hacia un objetivo concreto, acabará teniendo éxito.

Un naipe invertido sugiere que El Carro no es lo suficientemente fuerte para controlar una situación. Reconocer esto aliviará la angustia.